12.2.07

Vacío


Después de un tiempo, hoy te he vuelto a ver. No me hagas decir que he sentido porque si he de ser sincera, sólo he sentido vacío y tristeza. Nostalgia por los años que atrás quedaron, por tantos momentos vividos y compartidos, tantas lágrimas y sonrisas entre las dos, tantos detalles, que el tiempo poco a poco se encarga de borrar en nuestras memorias. Me encantaría mantenerlos intactos, y pensar que si las cosas han de ser así sólo me cuesta aceptar pero ya ves, con estas palabras demuestro que hacia ti no siento realmente esa indiferencia de la que nos disfrazamos al cruzarnos por la calle y hacer como si nunca nada nos hubiera unido, como si fuéramos dos extrañas, pese a todo lo vivido. Es ridículo pensar en el porqué de haber llegado a esta situación. Creíste antes la palabra de una persona ajena, que sólo trataba de hacernos daño sin más y lo consiguió con creces. Dudaste de mi fiel amistad de tantos años, que dudo mucho que la consigan superar, ojalá sea así porque me alegaría. Nunca te lo he dicho, pero tu falta de confianza en mi me terminó por desgarrar cuando nunca te fallé. Quizás nunca sepas que en esas veces en que nos cruzamos por la calle se me encoge todo tan sólo con verte en la distancia, o que me alegra verte reír aunque sea para hacer como que no has advertido mi presencia y lo haces por aparentar que estás mejor que yo, aún así, me alegra verte que eres feliz, engañándote o no, eso ya no depende de mi. Me resulta gracioso e irónico a la vez, que sigas confiando como no lo hiciste en mi en esas que llamas amigas que te criticaban sin piedad cuando yo era la única que daba la cara por ti, esas que si las cosas te van bien sienten envidia y que ni tan siquiera recuerdan las fechas claves de cada suceso de tu vida o de la de los tuyos. Ni uno de esos cuadros que tanto te gustan de Dalí. A pesar de los años, no he dejado de pensar en ti o de recordar esas fechas tan importantes que decía. Quizás si la humildad ganara a tu orgullo, si olvidaras y aprendieras que la vida no es como se quiere sino simplemente lo que es, sólo así podrías entender el poder de las apariencias en esta vida a veces tan irreal. Pero sigue así, no te preocupes, seguiré con el teatro que tú misma comenzaste, no cambiaré los guiones porque lo hice y todo fue bien, pero el paso de escenas acabó por demostrarme que el teatro es lo que es, fingir. Tú sigue interpretando, no sé si llegarás lejos, pero consigues transmitir lo indeseado. Seguiré viendo la obra, aplaudiendo tus victorias y pidiendo por ti en los fracasos, como lo que soy, una mera espectadora en el pacto de tus engaños y de tu mal trato.

11 comentarios:

Afrodita dijo...

Es triste perder una amistad, por la q lo has dado todo! Pero yo creo q aunque ella no lo demuestre, más triste se debe sentir por haber perdido una amiga como tú!
Besotes y ánimo!

奧нå dijo...

Afrodita: Demasiado triste diría yo pero bueno, ella se lo pierde desde luego. Gracias por tus palabras guapa, ¡un besazo enorme!

Chitipa dijo...

Como siempre, tu sigues escribiendo cosas con las que me siento identificada. Creo q no son muy distintas nuestros papeles, asi q te voy a dar un consejo. Sé que duele, pero a veces es mejor andar sin mirar atrás... Si en el futuro teneis que retomar la amistad, o volver a sentir lo que sentiais antes, asi será. No le des mas vueltas, pq yo lo he intentao todo, y lo unico que he conseguio ha sido volverme medio loca. Hay veces que cerrar puertas conlleva que se te abran otras, q no son tan interesantes, como la que llevas cruzando tantos años, pero pueden ser muy complacientes y productivas. Piensalo asi. Animo niña ;-)

María dijo...

Te entiendo perfectamente... yo viví lo mismo unos cuantos meses, todo eso me resulta demasiado familiar, espero y deseo que el final de todo esto termine de la misma manera que mi historia.

¡Un Besitoooo! :)

奧нå dijo...

Chitipa: Muchas gracias por tus palabras. Llevas toda la razón. Las nuevas puertas no tienen pq ser ni mejor ni peor, simplemente son lo que son que es lo que importa. ¡Muaks!

奧нå dijo...

María: No sé, cuando creía haber retomado las riendas, de repente me di cuenta que nunca las había cogido. Nada, p'alante, como siempre, ¿no? ¡Otro besito!

LaIsla dijo...

Hola 奧нå !
Muy triste tu historia...sobretodo por lo que cuentas, por cómo te trata y como te trató. De todos modos, no lo siento por ti más de lo que lo siento por ella, porque es ella la que se está perdiendo tu amistad!
Un besazo guapa!

奧нå dijo...

LaIsla: Pues sí, ella se lo pierde, eso está clarísimo, ¿no? :P Mil gracias por tus palabras, ¡muaks!

Anónimo dijo...

EXELENTE ESCRITO, HACE BASTANTE NO LEIA ALGO CON TANTOS SENTIMIENTOS EXPUESTOS Y SOBRE TODO DEL CORAZON. NO OS PREOCUPEIS QUE EL CAMINO NUEVO PUEDE SER MEJOR QUE EL QUE YA SE RECORRIO. Att: Kaluad

奧нå dijo...

Kaluad: Muchísimas gracias por tus agradables palabras. Es un orgullo enorme que las califiques de ese modo en que lo haces, como realmente era la intención, como siempre, escribir de corazón. Gracias nuevamente.

Cristina. dijo...

Muy bueno el texto. Es algo triste, pero muy bueno.

No sé... Podría decirte que el tiempo lo pone todo en su lugar, o que ya se dará cuenta, pero son típicos tópicos que sólo a veces se cumplen. Así que no sé.. Supongo que tiene que dar pena y rabia perder a alguien por terceras personas... Pero bueno ese alguien también te perdió a ti, y puede que algún día se de cuenta, o no. Pero tú la conciencia la tienes bien limpia... Más no se puede hacer..¿no?

Dando vueltas por aquí me he tropezado con tu blog... Y me está gustando :P.. Voy a ver qué más encuentro en tus díass jeje

Un besito!