26.2.07

Pensamientos


Él era un nuevo don Quijote, un hidalgo caballero, moderno pero con algo de eso de los de antes. Cabalgaba sin descanso y siempre estaba ingeniando. Siempre iba dando sin importarle recibir nada a cambio. Decía tener una fábrica de sueños y puedo dar fe de ello porque más o menos alcanzables los cumplía con sus mil y una andanza. Él me enseñó grandes lecciones. Cada vez que hablaba era para asombrarme pues siempre tenia las palabras ideales. Nunca le dije que fui su aprendiz, que el me enseñó algo que pocos saben y hacen, a leer entre palabras y a saber interpretar los silencios. Por esas cosas que siempre pasan, perdimos el contacto. Quizás debió guardar silencio, quizás no supe como encajar aquella verdad. Ahora el quizás, está de más. No queriamos que nada cambiara, pero los dos, a nuestra manera, sabiamos que así sería. Parece mentira, que con el paso del tiempo sea cuando más presente tienes a los que no están. Es ahora, que ha pasado algo de tiempo cuando puedo decir que casi todos mis días le guardan algún pensamiento, que sigue siendo mi amigo, aquel mismo que lo fue en aquellos pasados momentos.

Hace unos días, me dijeron que de vez en cuando pregunta por mi, que no me olvida. Que triste saber que nos une un mismo pensamiento pese a la distancia y al paso del tiempo. Quizás como tantas veces haciamos, sin saberlo, estemos colgando el mismo pensamiento en nuestro particular firmamento. Sí, en su fábrica de sueños creó un firmamento para compartirlo conmigo. Un regalo precioso el que me hizo. Él era así, él y su fábrica de sueños. No he perdido la esperanza de encontrarlo algún día y sentarnos en algún café a actualizar nuestras vidas, con esa agradable sensación de creer que el tiempo jamás pasó y que nunca salimos de las mismas.



Hoy va por ti, por donde quiera que estés...

6 comentarios:

Afrodita dijo...

Y por qué no pruebas a ponerte en contacto con él¿¿¿???
Besotes

奧нå dijo...

Afrodita: Cambió de ciudad, el móvil siempre lo tiene desconectado... es posible que cambiara de número si no sin duda que lo habría hecho. Igual esperamos lo mismo por ambas partes. No lo sé... ¡Otro besote! :)

Volar dijo...

Qué bonito encontrar a alguien así! Pero también tiene que dar pena perderlo :(
Espero que algún día recupereis esa amistad, son las que realmente valen la pena! Mucha suerte!
Besitos guapa!!

奧нå dijo...

Volar: Siempre queda el consuelo de haberlo tenido y habernos dado tanto a la vez. El recuerdo a veces alimenta para bien pero ojalá que vuelva a ser un presente en el día a día. Gracias por tus palabras. ¡Muak!

MDM dijo...

Y a pesar de todo, está presente y a pesar de todo, estás presente.
Hay sentimientos que ni el tiempo ni la distancia ni el silencio logran apagar, solo es que se aprende a convivir con esa añoranza.

Hace pocos dias vi La casa del lago. Es una historia de amor maravillosa, emocionante.

Un abrazo.

奧нå dijo...

MDM: Pues sí, así es. La película es preciosa, a mi me encantó. Hice un post por la causa. Un besazo enorme!