30.8.06

Equilibrio

Sin buscarte te encontré. Entendiste mi mirada, mi silencio y mi palabra. Sin saberlo te convertiste en un pedacito de mi. Un pedacito totalmente indispensable. El paso del tiempo me ha hecho aferrarme a tu recuerdo. Me ha enseñado y me ha mostrado la importancia de tu existencia dentro de mi ser. Sin darnos cuenta hemos pasado de la frontera de la amistad a la del amor y a todo cuanto lleva consigo. Contigo siento tenerlo todo porque para mi eso has sido, eres y serás. En realidad, no puedo pedir nada más. Gracias por darme la fuerza que perdí, por reflejarte de nuevo en mi mirada y estar presente en mi latir. Gracias por devolverme la ilusión y las ganas de sentir, por ser y estar siempre por y para mi. Discúlpame si no tengo nada claro en esta vida a excepción de quererla vivir junto a ti y recuperar todas aquellas horas que perdí.

5 comentarios:

MaRÏA dijo...

No imaginas lo que me alegro que hayas encontrado lo que, sin saber, buscabas. Era sin duda lo que te hacía falta. Estoy hasta segura de que se te iluminan los ojitos y eso es lo mejor que puede haber, porque esos brillitos hacen que no veas las oscuridades ;p

Un beso NENAKA!!!

anabel dijo...

Que bonito... me encanta como escribes :))

Me alegro de que hayas encontrado a esa personita especial.

Un sito.

belga_seg dijo...

:) cuando leo cosas como estas no sé si envidiar sanamente a quien las escribe o limitarme a felicitarle, felicitarte, en este caso, por ser una de esas pocas personas afortunadas que no solo encuentran, sino que ademas juntan esa otra mitad a la suya... así que haré las dos cosas, te envidiaré muy mucho y te diré que enhorabuena ;)... saludos!

belga_seg dijo...

vale, acabo de escribir un comentario en un post que creo que tiene más años que matusalén... esto de las tecnologías... voy al principio...

奧нå dijo...

belga_seg: Gracias de todos modos. Ya se sabe que los últimos... siempre serán los primeros. Gracias de nuevo.