28.1.07

Árbol

El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Las cosas no le salieron muy bien, su cortadora eléctrica se dañó y lo hizo perder una hora de trabajo y su antiguo camión se negaba a arrancar. Ofrecí llevarlo a su casa y mientras íbamos en camino permaneció en silencio. Una vez que llegamos me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos. Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación: su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dió un beso a su esposa. Posteriormente, me acompañó hasta el auto. Cuando pasamos cerca del árbol sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que le había visto hacer un rato antes. Él me contesto: ese es mi Árbol de los problemas. Sé que no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo otra vez.
- Lo divertido es, - dijo sonriendo - que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como recuerdo haber dejado la noche anterior.

7 comentarios:

Afrodita dijo...

Bonita historia! Creo q deberíamos hacer todo lo mismo al llegar a casa: colgar los problemas en la puerta, antes de entrar... Porque muchas veces por culpa de esos problemas, luego lo pagamos con quien tenemos más cerca.
Besotes

María dijo...

Muy bonito el post, es lo que todos deberíamos hacer, así nos ahorraríamos más problemas con los que no tienen culpa de las cosas que nos pasa a nosotros o de nuestros cabreos.

Un Besazo!!! :)

奧нå dijo...

Afrodita: Eso es, que lamentablemente es quien menos lo merece. ¡un besazo!

María: Exacto. A ver si poco a poco consigo aplicarlo en mis días :) ¡Muaks!

LaIsla dijo...

Hola !
Preciosa historia! Todos deberiamos tener un arbolito de esos en nuestro jardin!
Yo voy a sembrar el mio ya...
Un besazo!

奧нå dijo...

LaIsla: Buena decisión, el mio está empezando a germinar ;) ¡Un besazo!

MDM dijo...

Debería ser asi y nunca faltan los buenos propósitos, pero despues terminamos por olvidar que el árbol simbólico sigue ahí y colamos los problemas con nosotros hasta dentro del todo.
Es parte de nuestra imperfección.
Besos

奧нå dijo...

MDM: Algo así debe ser, ser perfectos tp estaría bien aunque para estas cosas más nos valdría poder serlo :) ¡Un abrazo!